Con la llegada de la primavera vuelven los aviones a nuestro patio, volando con sus panzas blancas. Vienen a ocupar los nidos que dejaron el año pasado.

Estos aviones son insectívoros, en gran parte gracias a ellos en verano no tenemos problemas de insectos en casa pese a vivir junto al río, cada primavera me alegra verles de vuelta y escuchar sus característicos sonidos, pese a que cada vez tienen menos nidos a los que volver.

Ellos me inspiraron a diseñar estos aviones de papel con los que hago estos móviles, con la intención de tenerlos en cuenta, promover el respeto por ellos y tal vez frenar la destrucción de sus nidos…

Por suerte hay personas y asociaciones como Acenva que protege y divulga información sobre estas y otras aves y podéis seguir su facebook y su web.