A veces ella se adorna demasiado. Olvida que para cabalgar el viento sólo necesita su alma salvaje, su corazón de niño y su bicicleta. Bicicleta con frenos mejor, por si acaso, no sea que se le embale el corazón y no sepa parar y pase demasiado deprisa.

Bicicleta del soltar. Estela Labajo Duque

A veces el viento simplemente te aparta lo que no necesitas, se lo lleva y debes dejarlo ir y volver a la carrera, volver la vista al presente y seguir disfrutando sea de tu tristeza, sea de tu dicha, todo pasa y todo queda, como decía Machado. Aquí en el ahora que es lo único que tienes, cabalgando el viento en tu bicicleta.Bicicleta del soltar. Estela Labajo Duque Bicicleta del soltar. Estela Labajo Duque