Sombras, títeres y escenarios de papel cortado

He tenido el honor y la suerte de poder desarrollar este videoclip con técnicas de teatro de sombras para la canción «Inteligencia Artificial» del grupo vallisoletano Sin Voz ni Don (bandcamp, youtube, facebook, ig: @sinvoznidon)

El videoclip combina títeres de papel cortado, con la silueta en sombra de los protagonistas.

Se ha grabado en el último trimestre del año 2020, durante los ensayos del grupo en el Espacio Joven SUR, de Valladolid.

La canción pertenece a su disco «Me quedo conmigo» que se puede escuchar y comprar en su bandcamp.

Inteligencia artificial - Sin voz ni don. Videoclip de sombras.

La música y la sombra

Tenía en la mente desde hace tiempo llevar a formatos más grandes y proyectos más ambiciosos lo que había practicado en cuanto a las técnicas de teatro de sombras, y quería aplicarlo a un proyecto musical y así se lo propuse al grupo Sin Voz Ni Don.

Pese a ser un vídeo titulado “inteligencia artificial”, una de las cosas más interesantes del vídeo es su textura «analógica». Pensé que sería interesante representar de forma analógica las sombras de robots, circuitos, enchufes…

Los juegos de luz y efectos «artesanales» basados en las técnicas de teatro de sombras, que le dan una atmósfera diferente, y consigue que lo analógico conecte con la emoción de un modo diferente.

Además la sombra tiene siempre ese aire mágico y onírico. El trabajo de David y de Victoria en el videoclip tiene un gran valor, no sólo por la dificultad técnica (había que interactuar frente a la nada, porque el títere estaba proyectado en la tela como se puede ver en le making off), sino por la belleza de los movimientos de sus gestos.

Interpretando la canción

Traté de ponerme en la piel de Emilio, visibilizar su romance. Ver con sus ojos cómo el veía a su compañera-robot. Donde había cables y metal, él encontraba calidez y compañía. El juego con la sombra de Victoria superpuesta a la del robot, representa precisamente eso, la ilusión de Emilio, la mujer, la compañera de carne y hueso.

En la parte final del videoclip Emilio aparece sólo, viviendo el duelo de su pérdida. Pero resurge de sus cenizas aprendiendo la lección final que es “Me quedo conmigo”, que es el título del álbum. Como esta canción es la que cierra el álbum, me parecía el cierre perfecto para el videoclip, que además podría ser la conclusión final de los protagonistas de las canciones del álbum.

Contar una historia triste como la de Emilio con humor me parece genial, eso lo hacen muy bien los chicos de Sin Voz Ni Don.

GALERÍA DE IMÁGENES