Las palabras de dos amigas que ven más allá de los ojos del cuerpo despertaron este dibujo en mi memoria. Este pez tortuga. Desde entonces fluye, delicado, entre mis imágenes mentales de vez en cuando.

Con ayuda de: Ester, Belén, lápiz y acuarelas.