A base de pensarlos y repensarlos, me generan un hábito mental que crea surcos en mi mente por donde otros pensamientos acaban cayendo y fluyendo por inercia, imitando su dinámica.